Monday, December 18, 2006

Ipod es una porquería.

Hace apenas unas semanas escuche en NPR un reportaje sobre la mala calidad de ciertos gadgets actuales que apenas te duran el tiempo que te cubre la garantía y un par de meses después dejan de funcionar. Aunque el reportaje mencionaba a los Ipods en forma bien directa no le di mayor importancia y seguí con mi vida, despreocupada, hasta que llego el punto de quiebre.

Más o menos hace un mes tuve un problema con mi Ipod de dos años. Estaba tocando música en mis parlantes Bose y al querer adelantar a la siguiente canción el Ipod se atoro y dejo de funcionar por completo; al apagarlo y volverlo a encender me encuentro con que ninguna de mis 17,000 canciones estaba en el disco duro – Ok. No big deal – me puse en ese mismo instante a hacer un restore del software y a volver a instalar las canciones, pero luego de 5 horas y varios intentos, el Ipod, el software, y las canciones, no mostraban la menor intención de ponerse a trabajar.

En eso se me vienen a la mente los nuevos comerciales de Ipod, el del chico chic, delgado, trendy que representa a Apple, y el del gordito de terno, lentes, súper nerd que representa a Windows. Yo evidentemente fui suficientemente cojuda de creerme los comerciales e irme por el reproductor de mp3s mas trendy y ‘lindo’ del mercado sin prestar la menor atención a la competencia que ofrece mejores equipos a mucho menor precio.


Mi novio me regalo mi Ipod de 60 GB tercera generación hace dos años y un Ipod nano de 4 GB primera generación hace un año por que al fin y al cabo soy una mimada y me compran todo lo que pido. En fin, el Ipod que se fue a la mierda fue el de 60 GB así que ayer, muy pacientemente, con el corazón en la garganta, y con la tarjeta de crédito lista para pagar el arreglo del aparato me dirigí hacia el Apple Store a ver que se podía hacer… OK. Para resumir, una mierda absoluta.

El servicio al consumidor de Apple es pésimo. Al llegar me dijeron que debía tener una cita para que se dignen ver a mi Ipod, que si no tengo una cita que la puedo hacer online, pero que igual no tienen ninguna ventana de servicio abierta así que me toca esperar nomás, y por ultimo, que si me gusta bien, sino, también!

Mi novio para este punto estaba que mandaba a la mierda al ‘genius’ de Apple (así los denominan a los mancitos que trabajan en la tienda), y yo tratando de apaciguar los ánimos le pedí al man que aunque sea le de una mirada al Ipod a ver si sabia que pasaba.

30 minutos y varias llamadas telefónicas de parte del ‘genius’, el man coge mi Ipod y me dice: “mira, tu Ipod tiene el hardware dañado y la garantía se acabo hace un año, así que tienes dos opciones: pagar $249 dólares por el mismo Ipod con un nuevo hardware, o pagar el precio de un nuevo Ipod menos 10% de descuento por el Ipod viejo – tu decide”.

OSEA?!?!?!

Primero, no tengo plata para gastarme mas de $300 en otro nuevo Ipod, segundo, así tuviera el dinero no estoy dispuesta a comprarme otro Ipod que se que se va a dañar así por que si! Y claro, luego nos ponemos a pensar – obvio que son de tan mala calidad! Si no fuese así, Ipod no tendría un puesto de servicio técnico dentro de cada una de sus tiendas! Los productos de Apple se venden por lindos y trendy, no por calidad, y si quieres tener algo que te dure por varios años debes irte por lo que sea menos por Apple.

Me permito generalizar que Apple son los de los problemas, no solamente los Ipod, por que he escuchado a varios de mis amigos quejarse de la poca calidad de las Powerbook o cualquier otro computador de esta marca, y encima el servicio al consumidor deja muchísimo que desear. En la vida real el “genius” de Apple se parece mucho mas al nerd de las propagandas en contra de Windows que al otro dude.

En fin, escribo todo esto para recomendarles que NO COMPREN IPODS. Hay otros sistemas en el mercado (como Creative Labs o cualquier otro) que van a dar menos problemas a menor costo (lo digo por experiencia – antes del Ipod tenia un Zen de creative labs que hasta ahora funciona súper bien a pesar de las numerosas veces de darse contra el piso).


Tenemos la responsabilidad de ser consumidores pensantes y comprar lo que es bueno y rechazar lo que no lo es. A la mierda Apple!

3 comments:

ilpoio said...

excelente articulo, estoy totalmente de acuerdo con vos...

Anonymous said...

completamente de acuerdo, la empresa de apple es una porkeria en toda la extencion de la palabra, pondre mi ejemplo, tenia un ipod classic 6g de 80 gb, funciono bien aproximadamente un año, hasta que cierto dia el itunes me lo trababa y no sincronizaba las canziones ni videos, y si por gracia divina se llegaban a sincronizar estas se escuchaban a la mitad o venian revueltas, lo restaure cerca de 20 veces en solo un mes, porke al desconectarlo decia "no hay musica" "ni videos" ni NADA, asi ke debia pasar todo de nuevo y se trababa infinidad de veces hazta ke lo deje por la pas y lo guarde en su caja debajo de mi cama, ahora tengo un reproductor mp3 de 15 gb y soy feliz, sin problemas, sin el fastidioso itunes y apple a la mierda

Le Loup said...

Los iPod Classic como cualquiera de otra marca que tenga disco duro convencional son algo frágiles. Es decir, no es muy difícil que la unidad de HD se dañe, especialmente a causa de un golpe o por movimientos bruscos constantes. Exactamente lo mismo ocurriría con una computadora portátil. Apple lo especifica muy claramente en el manual, por lo tanto este tipo de aparatos no deben usarse para hacer deporte y se debe evitar golpearlos. Solo hace falta leer el manual. Ese tipo de problemas no ocurren con dispositivos equipados con memorias flash, como el iPod Nano o Touch. Por eso existen diversas alternativas según las necesidades de uso. Quienes desean un reproductor para hacer deporte tienen la opción del Shuffle que es muy durable y sencillo. Pero es común que las personas esperen algo barato y con múltiples funciones, para eso hay una gran variedad de genéricos chinos que son prácticamente desechables. He notado que la mayoría de las quejas son por desperfectos relacionados con el mal uso por no leer el manual ni seguir sus recomendaciones. Yo tengo un iPod de tercera generación (en ese entonces solo había ese y el iPod Mini) que duró 5 años y claro, el disco duro se dañó porque al tener partes móviles eso sucede tarde o temprano. Compré un disco duro nuevo, lo instalé y actualmente sigue funcionando bien. Mi iPod Touch de segunda generación lo vendí a un compañero de trabajo y sigue funcionando perfectamente tras varios años de uso constante, igual cOn un iPhone 3G que después de tres años sigue como nuevo. Si empleáramos una hora en leer detenidamente los manuales en línea que Apple pone a disposición seríamos mejores usuarios y aprovecharíamos las ventajas de nuestros aparatos, pero más aún, conoceríamos sus desventajas y sabríamos usarlos y darles una larga vida útil.