Saturday, January 08, 2011

And when the night is cloudy, there is still a light that shines on me,

shine until tomorrow, let it be.

 

Releyendo mis posts sueno tan positiva – no soy así en la vida real. Pero este sitio es un reflejo de como quiero verme a mi misma en el futuro; cuando vuelva aquí en 10, 15, 35 años y mire hacia atrás quiero saber que habían buenos momentos, por que en mi diario vivir suelo enfocarme tanto en los malos. Sin embargo me doy cuenta que evitar escribir sobre mis malos días es negar esta otra parte de mí, la parte que está pasando por un mal momento y se pone a llorar por las cosas mas absurdas.

En estos días estoy sintiendo de nuevo este estrés que me derrumba, y me pregunto cuánto tiempo va a durar? Va a ponerse mejor en algún momento? Vale la pena el sentirme así? Me estoy dejando afectar demasiado? En qué punto me doy cuenta que en verdad mi calidad de vida se ha deteriorado, y cuándo es el momento de decir que esto no vale la pena? Y si en verdad vale la pena? Y si es solo cuestión de empujarme un poco mas y seguir adelante? Y si no?

Desde un punto de vista racional pienso que es natural tener todas estas preguntas. Sobre todo en estos días en los que estoy manejando un proyecto de pesadilla, que se pone cada vez peor.

Por otro lado me siento débil, y al sentirme débil me siento tonta, y de ahí empieza el cataclismo de emociones que se resume en que me odio a mi misma.

Supongo que hay dos soluciones: a) seguir aquí, ganar experiencia y aprender a manejar mis emociones y reacciones, tanto como mejorar mi razonamiento y el manejo de mis actividades diarias, o b) dejar mi trabajo – sin embargo, esta última me huele demasiado a fracaso.

Extraño mi vida de cero dramas, pero en el fondo sé que como todo pasa, esto también va a pasar - the trick is to keep breathing.

1 comment:

Efren (a.k.a. Ludovico) said...

Mientras haya espacio para no equivocarse y hacer del dolor algo importante y significativo, todo tiene una solucion