Tuesday, January 17, 2012

El Plan


Hace unos meses leí un artículo que decía que esto de “Live Within Your Means” ya no se aplica a la economía actual. “Live Within Your Means” era para una época en el que los trabajos eran estables, los precios eran cómodos, y los sueldos alcanzaban (en teoría) para todo.

La realidad es que el mundo ha cambiado, y la estabilidad de la que gozábamos hace unos años (refiriéndome a la economía de Estados Unidos únicamente) es prácticamente inexistente, por lo que ahora lo recomendado ya no es “Live Within Your Means” sino “Live Below Your Means”.

“Live Below Your Means” significa poner una buena porción de nuestros sueldos en nuestra cuenta de ahorros; significa no comprar cada cosa bonita que se nos pone en frente; significa derrochar menos y planear mas; significa que si en algún momento queremos retirarnos, es ahora cuando tenemos que hacer los ajustes necesarios para asegurarnos un futuro cómodo.

Así que desde el primero de Enero dejamos nuestra tarjeta de crédito en la caja fuerte, y nos planteamos un presupuesto y un plan bastante simple (y a la vez un tanto complejo): reducir 100% compras innecesarias.
En otras palabras, no compraremos juguetitos/gadgets/adornitos/tonteritas únicamente por antojo, sino que nos detendremos a pensar si el objeto de nuestro deseo es realmente necesario, en cuyo caso consideraremos posible la compra, y si no es necesario, la compra queda pospuesta o cancelada hasta quién sabe cuando.

Básicamente es una propuesta por un cambio de vida. Aprender a ser más pragmáticos y evitar impulsos absurdos; utilizar lo que tenemos a mano, no desperdiciar, en fin, sacar toda la ventaja de todas las cosas que ya tenemos.

Tenía esto en mente cuando por coincidencia vi un Tweet de Meg Hourihan, quien se encuentra en un plan algo similar, pero definitivamente más ambicioso: comprar nada en 2012, excepto por cosas que se han acabo o utilizado al máximo; para todo lo demás, Meg planea arreglarse con lo que tiene, o simplemente no tenerlo. Meg llama a su proyecto Make It Do.

Veo esto como una especie de liberación al constante bombardeo de productos – la mayoría de ellos, totalmente inútiles. Es una tendencia por regresar a las cosas básicas: hacer cosas por uno mismo, limitar el consumismo desaforado y mas bien empezar a apreciar las cosas que están a mano, las diarias pequeñas-grandes fortunas que ya tenemos.

Es volverse un diferente tipo de consumidor, uno que en lugar de comprar todo a la vista, aprende a elegir.

2 comments:

Efren (a.k.a. Ludovico) said...

es un gran plan, la verdad

Anonymous said...

Your Blog is literally worse than cancer, you think you're some hotshot individual roaming the freethinking world. But you're literally a cuntbucket who should shut the fuck up.

just because you wear 'orange doc martens ;)' and 'Jeans- Even when it's like 45 degrees outside and everybody is freakin hot' doesnt make you cool, nor does it make you an outright individual, you socially stunted fucktit