Tuesday, September 08, 2009

Salimos de India hace una semana y me sorprende lo poco afectada que estoy.

Llegamos a USA y de una sola nos sumergimos en nuestra nueva vida re-encontrada.

Con un tremendo jet-lag que nos tenía lentos pero no perezosos empezamos a establecernos sin mucho miramiento, y así casi sin pensar nos pusimos a buscar auto, departamento, celulares, tele LCD, y boberías tales que son imprescindibles en nuestra vida Americana.

Durante todo esto apenas si pensamos en India – y casi no la extrañamos.

Nuestra partida fue como cerrar un capitulo, y no estamos regresando la página.

A veces me asombro de esta capacidad nuestra de mantenernos tan desapegados, y me pregunto si estoy disfrutando 100% del sitio y la gente con la que convivo o es que me mantengo alejada de alguna manera inconciente y por eso no me duele tanto la partida?

Y en seguida me respondo que no, no es así.

La despedida de India fue difícil, decir adiós a mis amigos fue super triste, pero también sucedió en un buen momento.

Esos 20 meses en India fueron suficientes, los disfruté por completo, pero ya era momento de irnos nuevamente: era el tiempo adecuado.

Así que estamos aquí otra vez, reencontrando gente y sabores, y disfrutando de las cosas que hacen fácil la vida en USA, y dándonos de cabeza contra todo lo que hace de esto nuestro mundo ‘real’.

Por el momento estoy feliz de beber leche que sabe dulce y no huele a chivo, y cada vez me sorprendo de lo fácil y rápido que es preparar la cena cuando puedes utilizar el agua de grifo sin tener que purificarla y sin medio matar las verduras con desinfectantes antes de consumirlas.

5 comments:

Anonymous said...

so NOW you can answer my question: your identity, tell me all about changes, new places, but most than all your memories from your country which is? thanks

190.arch said...

India me parece un lugar maravilloso y me encanta la publicidad de "Incredible India", nunca he estado -y aunque me pierda de mucho, pocas ganas tengo-. Vivir ahí me parece una prueba de supervivencia, qué fuerte que eres! : )

ximenita said...

pues creo que es algo que uno aprende con el paso del tiempo, el cambio de lugares, viendo tanta gente nueva...
como dice mi padre : el hombre es un animal de costumbres. tu caso es un gran ejemplo de lo verdadera que es esa frase.

Anonymous said...

increíble la experiencia..Lo demás poco a poco.

Gringuita Quiteña said...

Hijues por alguna razon casi lloro con este post :S