Monday, November 10, 2008

No Duermo

La ausencia de N (que se extendió de una semana a dos) me trajo un efecto secundario que no me imagine.

Estaba preparada para sentirme sola, estar aburrida, y también medio tristona, pero la verdad es que no he estado ni sola, ni aburrida, ni triste (me he mantenido bien ocupada para evitar cualquiera de las tres), pero de la nada me ha dado un insomnio absoluto con el que no pueden ni el mas profundo cansancio, ni libros aburridos, ni medicinas para dormir.

Hoy día llegue al semi-colapso. Fui a una reunión de trabajo esta mañana y apenas logre volver a casa para caer rendida en la cama sin poder moverme - y sin dormir. Y es que paso en un estado de total cansancio, en el que ya estoy casi-casi dormida, pero no logro llegar al punto de descansar.

Mi medicina, N, llega el Sábado al medio día, y hoy día me imagino con una ilusión el tenerle aquí, que me apapuche, y dormir un
sueño profundo que me dure hasta el domingo cuando me despierte con hambre y un aroma a waffles y café que llega desde la cocina.

1 comment:

yo misma said...

ROMÁNTICO

el insomnio es fatal, a mí me ha pasado cuando he tenido emociones muy fuertes y no he podido ni llorar y sólo me he sentido eufórica, casi drogada. Llega el sábado y con él tu descanso! un abrazo