Wednesday, March 25, 2009

?

Si hay algo que he aprendido de mi a través de estos años es que son inherentemente antisocial. Y sin embargo aquí estoy, dándole guerra a mis mas naturales instintos, y lanzándome a reuniones y fiestas que me aterran y a las que no quiero ir, pero sé que tengo que enfrentar por que así uno derrota a sus miedos.

No me gustan las multitudes - antes me gustaban, pero luego de que casi soy aplastada por una multitud en un concierto de Smashing Pumpkins (esto en serio, N fue testigo) les perdí toda apreciación. Tampoco me gusta el ruido de voces, y menos la gente que habla mucho. Pero de nuevo, ahí estoy, tratando de ser gentil y sonreír, por que el hecho de que hablen tanto no significa que sean minions of the dark lord … o si?.

Y mañana, y el Sábado, hay dos fiestas a las que no quiero ir. Por que me toma tanto esfuerzo encontrar temas de conversación, y ropa linda que ponerme, y que mi cabello tome forma y no sea una masa extraña producto de la combinación de cabellos ondulados y lacios.

Y es que a la vez no quiero ir, pero si quiero ir, y eso es un conflicto, y toma tanta energía, y a la vez siento culpa por que mientras yo farreo N trabaja, y luego viene la certeza de que si no aprovecho ahora en un mes ya todo se acaba, y si no salgo ahora me voy a perder de tanto, entonces mejor me dejo de sustos y vivo todo ahora, y ya.

Pero de nuevo, todo toma tanto trabajo, tanto pensamiento. Yo funciono mejor entre dos, entre tres incluso. Hablando de cosas que vienen del fondo. Incluso mi inglés es mejor, mejor modulado, con mejor gramática, con mejor pronunciación. Por que en aquellas escasas ocasiones en las que sé de lo que hablo yo manejo la conversación, y al final de todo, me siento bien, me siento yo. Pero en multitudes no se … creo que entre tanta gente me pierdo, y no me encuentro.

Y no me encuentro.

3 comments:

yo misma said...

ahí es cuando embriagarme un poco me sirve, yo soy social total, pero social con los que conozco con los amigos con los que me caen bien, ahí sí me gustan las reuniones...

cuando me siento perdida un par de vodka tónic y me entretengo solita.

Magusita said...

Mujer, me leiste la mente. Y por eso mismo estoy bebiendome un vodka doble en las rocas, para matar los sustos.

Ximena Cabezas said...

uuyy si tienen toda la razon...yo soy como tu magu...me da miedo, me ATERRA ir sola a una fiesta, y peor si no conozco a nadie o casi nadie.
antes de irme a berlin no iba sola a ningun lado, de compras, al cine, de paseo me daba terror...pero ya las cosas han cambiado y he aprendido a valerme sola.
animo...no hay nada que un vodka tonic no cure hehehe