Thursday, March 05, 2009

Mother Nature is a Bitch

Nunca antes había vivido en un sitio tan caliente como India por lo que el impacto del calor en la madre naturaleza me tiene aterrada.

En este momento, 5:05 pm, el sol ya esta cayendo y la temperatura se vuelve mas fresca … lo que significa que ‘apenas’ estamos a 38 grados, es decir, 5 grados menos de lo que estábamos al medio día.

No hay descanso para este calor, ni siquiera en las noches en las que uno se acuesta semi llucho (o llucho entero), sin sabanas ni nada, quietecitos por que dicen que así a uno le da menos calentura, y con el ventilador a todo lo que da, pero ni así.

Luego de pasar unas cuantas malas noches sin poder dormir por el calor decidí que la única solución era ya olvidarme del calentamiento global y empezar a utilizar el aire acondicionado. Ahora lo enciendo un par de horas antes de acostarme, le bajo la temperatura a unos 20 grados, y así con el cuarto bien frío duermo cubierta por mi cobijita – he dormido cual oso en hibernación desde que empecé a aplicar esta solución.

El calor no solo nos tiene saltando de sitio a sitio buscando los lugares más frescos, sino que también tiene un efecto impresionante en todo el ambiente. Por ejemplo, la comida se descompone a una velocidad ridícula; el otro día deje un a manzana fuera del refri en la mañana, y para la tarde ya estaba descompuesta – nunca, pero nuuuuuunca había visto algo así.

La naturaleza también esta vuelta loca. Hay arañas por todo lado en la casa (afortunadamente las arañas no me dan miedo); a las arañas les persiguen las lagartijas que cada vez las vemos más y más grandes, y ahora se han puesto a vivir permanentemente dentro de la casa donde está más fresco que afuera (afortunadamente las lagartijas tampoco me dan miedo); las lagartijas creo que son amigas de los sapos por que cada vez que miro al techo y hay una lagartija, luego miro al suelo y hay un sapo … y así en general.

Obviamente también con el calor empiezan a llegar las otras plagas mas detestables… cucarachas y ratas.

No he visto cucarachas por aquí (toco madera), pero la rata maldita sigue metida en mi cocina.

Ayer al llegar de ladies night, media happy y relajada, voy a apagar la luz de la cocina y veo que el closet de la comida estaba abierto – yo no lo dejé abierto. Cuando me acerqué me cayó el cereal en la cabeza y me salvé por un pelo que la rata me caiga encima: es que la cosa esa había abierto el closet (no se cómo) y se subió al último nivel y al verme se espantó, se chocó contra el cereal, y saltó hacia donde yo estaba. Fue aterrador.

Ahora tengo unas trampas que dicen que son la total maravilla. Las pones en el piso y las ratas se quedan ahí pegadas. Qué tétrico!. Pero no tengo otra opción. No puedo cocinar, no puedo comer, no quiero siquiera estar en mi casa, y cada ruido que escucho me hace pensar que es la rata dándose las vueltas a mi alrededor.

El punto final es que, si la rata no esta muerta hasta este fin de semana, yo agarro mis cosas y me voy a dormir a un hotel.

5 comments:

yo misma said...

qué calor!!!!me imagino debes pasar media aletargada.!!!!

no puedo creer esa rata atrevida, sin miedo huácala!!! hay chance de llamar a esos exterminadores de plagas??? para asegurarse que no tenga hermanitos, hijitos o amigos esa rata tuya!

Ge0vA said...

Me gusta tu blog. Si deseas intercambiemos links. Saludos

Geovanny

Zyrkero said...

Si Mother Nature is a Bitch, entonces venimos a ser como una gonorrea?

Coco said...

Hola Magusita,
Hace tiempo que leo tu blog pero no me habia animado a escribir.
Me gusta tu forma de contar las cosas y tus fotos, las del perrito me encantaron!
Cuidado con la rata y ojalá muera pronto! Y mucha agua para el calor
Un saludo desde México
Coco

Gringuita Quiteña said...

Q locura! solo de leerte me imagino lo terrible del calorzazo que estas viviendo....
Tambien salte de mi silla cuando lei que casi te cae la rata encima........Dios mio! ojala le encuentres mejor en una trampa....ya ni modo, no hay como vivir asi!